Decir que Justin Bieber tiene más influencia que el presidente de Estados Unidos Barack Obama, pudiera significar una debacle en las estructuras de poder mundial. Así titularon importantes medios en distintas capitales del mundo el primer domingo de 2011. ¿Un adolescente canadiense de 16 años  domina al mundo? Eso pareciera solo sería posible como idea...