La viralidad, esa especie de Santo Grial de las Redes Sociales, no es fácil de lograr. Y si un evento logra viralidad, no necesariamente los eventos posteriores relacionados podrán lograrlo. Hay muchas empresas que prometen viralidad, e intentan alcanzarla con trampas, seguidores fantasmas y otros trucos que buscan engañar al cliente. Hay otras pocas que...