Una colega consultora de comunicación y relaciones públicas me contaba que uno de sus clientes le había urgido abrir una cuenta corporativa en Twitter a la brevedad posible “porque hay que estar en las redes sociales”.

Entonces sobre ese punto iniciamos una conversación en la que yo explicaba mi tesis: “no se trata de estar en un sitio por el mero hecho de estar presente ahí sin tener un objetivo, una razón; sobre todo, una actuación”. Para ilustrarlo hice que se imaginara estar en medio de un sitio, una fiesta, por ejemplo, a la que ella va sin conocer a nadie. Es posible que el ambiente sea muy divertido, pero estar allí sin establecer contactos, conversaciones, relaciones con los otros asistentes a la fiesta posiblemente se traduzca en un gran aburrimiento y se pregunte ¿Qué hago yo aquí?

Distinto es ir a la fiesta con un grupo de amigos a quienes conoces, o ir con el objetivo de conocer gente, hacer nuevos amigos.

El ejemplo puede resultar más claro si la situación que se plantea es la de asistir (“estar”) en una reunión de trabajo. ¿En cuántas reuniones han estado en las que una o dos personas pasan el tiempo alrededor de la mesa sin participación alguna? Lo que uno se pregunta es ¿a qué vino fulanito si ni siquiera habló en la reunión?

Probablemente no tenía por qué haber sido convocado. O pudo ser que su objetivo era solo el de escuchar y tomar notas. Eso le daría sentido a su silente presencia.

Así pues, antes de “estar” en redes sociales, pregúntese cosas como:

  1. ¿Qué quiere lograr al integrarse a una red social 2.0?
  2. ¿Cómo quiere presentarse / que lo perciban?
  3. ¿De qué va a hablar cuando interaccione con los otros allí presente?
  4. ¿Cómo voy a responder los planteamientos que le hagan?

En pocas palabras, se trata de tener presente que dondequiera, sea en el mundo real o el digital, las personas (empresas o marcas, en este caso), no “están” aisladas como estatuas de piedra que solamente están para ser vistas, sino que deben desenvolverse y actuar de acuerdo a sus características de personalidad, atributos de la marca o valores de la empresa.

Entonces recuerden parafrasear a Shakespeare: Ser o estar, de eso se trata.