Una observación interesante proviene del análisis que el Project for Excellence in Journalism (PEJ) del Pew Research Center ha hecho de los medios informativos en Estados Unidos entre los días 1 y 4 de mayo sobre la muerte de Osama Bin Laden.

Mientras los medios masivos tradicionales dedicaron la mitad de todo el contenido generado a proporcionar detalles sobre la operación contra Bin Laden y registrar las reacciones internas y externas, en Twitter y Facebook 19% de todo el contenido generado a propósito del tema fue de humor. Otro 17% versó sobre teorías de una conspiración federal para simular la muerte del terrorista. Solo 14% estuvo dedicado a relatar lo ocurrido.

Para llegar a estas conclusiones examinaron, más de 120 mil noticias, 100 mil posts en blogs y 6,9 millones de posts en Twitter y Facebook.

Twitter y Facebook actuaron conforme fueron concebidos: como herramientas de socialización, no como medios informativos sustitutos de los del “stablishment”, a pesar de que en ocasiones, y en temas o momentos puntuales, ellos se vean sustituidos por los socialmedia.

Entre los bloggers sí prevaleció (14%) el carácter informativo propio del su matiz de fuente de noticias independiente. El análisis y la opinión sobre el temor a represalias, la incredulidad por lo ocurrido (nuevamente la teoría de la conspiración), el sentimiento pro-estadounidense y el impacto en la economía fue lo más tratado. No obstante, la diferencia porcentual entre los cinco temas no pasó de cuatro puntos porcentuales.

Me voy a detener en lo que parece una conclusión subversiva (por obvia). Los medios masivos que continúan basándose en las estructuras de conglomerados de medios siguen siendo los amos de la información periodística en hechos de suma relevancia.

Una vez que la noticia se conoció por TV y por medios masivos tradicionales (incluyendo sus plataformas web), los lectores se dedicaron a expresar sus impresiones sobre ellas en socialmedia. En este caso fue el sarcasmo como válvula de descarga del dolor que por casi una década permaneció guardado en el colectivo norteamericano.

NOTA: Ilustración realizada por Bill Day, tomada de Comics.com