Una nota de PC World reveló una perspectiva interesante de los contenidos que se comparten en Social Media. Investigadores de Cornell University están analizando el contenido de 509 millones de tweets, emitidos en un periodo de dos años por 2,4 millones de usuarios de Twitter en 84 países.

La revelación es que la gente tiene el mismo ciclo diario de estados de ánimo, independientemente de su cultura o idioma. Sorprendente.

Pero más allá de esta afirmación, que pudiera no ser concluyente, lo que nos parece importante es la función de Social Media como fuente de datos. Generalmente las empresas o marcas desean “estar en SocialMedia” para distribuir contenido, desestimando la potencial utilidad para conocer tendencias, gustos, percepciones, aspiraciones.

“La tendencia creciente de seres humanos en todo el mundo para interactuar unos con otros utilizando dispositivos digitales abre oportunidades para la investigación que eran inimaginables hace apenas cinco años”, dijo Michael Macy, uno de los profesores de Cornell.

Si, como inimaginable había sido por muchos años la conjunción entre ciencias sociales y de comportamiento con ciencias de cómputo matemático.

Pero, ¿necesita una empresa buscar un científico de Cornell para saber lo qué dicen de ella en Twitter? Obviamente no. Basta diseñar un procedimiento de búsqueda y registro de palabras clave dentro de periodos específicos y definir criterios de valoración.

La base de contenido a analizar no será de 500 millones de tweets. Seguramente no pasará de algunas decenas. Inténtelo.

FOTO “20 faces – Gulli”, por Sara Björk en Flickr. Bajo Licencia “Atribución 2.0 Genérica (CC BY 2.0)”