La reciente noticia de la restauración amateur de un fresco en una pequeña iglesia española, que representaba el Ecce Homo, cuando Pilatos presenta a Jesús ante el público, ha sobrepasado con mucho el área geográfica que se suponia afectaba la noticia.

De la pequeña localidad de Borja, en Zaragoza, la advertencia colocada en un blog sobre “el crimen” que se cometía en la iglesia del Santuario de la Misericordia, salto la noticia de manera abrupta hasta llegar a prácticamente todo el mundo. Una nota leída recientemente en el diario El Universal de Venezuela señala que más de 160 países han demostrado interés por la pintura, la fallida restauración y los próximos pasos que se tomaran para intentar rescatarla.

El blog del Centro de Estudios Borjanos –un blog excelente con grandes cantidades de posts muy interesantes sobre Borja, su cultura y su historia– recibió mas de 123 comentarios en el post que alertaba sobre la cruel restauración que le fue realizada

¿Pero como llegó este humilde blog a las primeras planas de gran cantidad de los diarios más prestigiosos del mundo?

Pues siguiendo un patrón que ya aquí en endoscero, nos parece clásico. Se trata de una mezcla de prensa tradicional con viralidad 2.0. Un periódico local se hizo eco del post, y depsues siguió esa ecuación que planteamos: tweets, posts y blogs sobre el tema, lograron llamar la atención de otros medios tradicionales. Es una especie de ir y venir, entre medios y web 2.0 que terminó logrando grandes espacios en la prensa y la TV mundial, así como uno de los más sonados trending topics en Twitter.

Desde más de 160 paises han llegado cartas, y llamadas. Universidades, artistas, restauradores y hasta agencias de publicidad han contactado al Centro en busca de más información, ofreciendo sus servicios y hasta buscando lograr aprovechar el boom mediático.

La situación no es sencilla para estas personas poco acostumbradas a tantos contactos internacionales. Además, la notoriedad de las noticia amenaza la integridad de la anciana que tomo para si la tarea de la restauración. Se trata de un caso viral, con repercusiones muy humanas.

¿Pero que pueden rescatar los comunicadores que leen este blog? Pues que Social Media, no sólo es poderosa, sino que también interactúa y se potencia de los medios tradicionales. Descuidar los medios tradicionales en pro de la mas llamativa web 2.0, suele ser un mal negocio. Y este es uno de los consejos más importantes  que siempre repetimos cuando damos talleres y seminarios sobre Social Media.