Un post del amigo Enrique Dans en su exitoso blog, me da pie para tratar en público algo en lo que siempre hacemos mucho énfasis en nuestros cursos: como hablarle a los influenciadores 2.0.

Aunque Dans centra su post en como hablarle a los bloggers (ver Y en lugar de las notas de prensa… ¿qué? ) nosotros solemos ser más amplios e incluir en el mismo saco a los influenciadores en twitter, facebook, instagram y páginas web.

Asumiendo que mis lectores se toman el tiempo de leer el post de Dans, me saltaré los puntos básicos, para dar algunos consejos que van más allá.

1.  Use el sentido común para proveer el material idóneo. Nada más valioso que esto. Si quiere llegarle a una comunidad de usuarios en Pinterest, por dar u  ejemplo, fotos e ilustraciones deben ser el centro de su mensaje. O mejor dicho, buenas fotos e ilustraciones adecuadas. Recuerde que una imagen vale más que mil palabras, así que si necesita explicarla, algo está mal.

2.  Recuerde en todo momento sus objetivos. No es bueno sacrificar objetivos en busca de otras metas no establecidas en su plan de comunicación o mercadeo. Si la idea es que se fijen en el producto, no es necesariamente buena una idea de usar un video viral que apenas nombra el producto en si. Establecer objetivos claros antes de generar el contenido a distribuir es muy importante.

3.  Sea breve, muy breve. En la web es difícil captar la atención de las personas por demasiado tiempo, a menos que usted use como piezas de divulgación un juego o algo parecido. Videos cortos, infografías, fotos representativas y post y tweets concisos serán sus mejores aliados.

4.  Recurra a testimonios/recomendaciones como un apoyo importante. Usar a influenciadores para difundir su mensaje, es algo que le puede servir para llegar a otros influenciadores. ¿Se imagina si su programa realizado en software libre es recomendado por Linus torvalds, el creador de Linux? Aunque no todas las recomendaciones tienen que ser tan imponentes, el que alguien reconocido recomiende su marca o servicio, puede servir para que otros se atrevan a recomendarlo.

5.  Piense en todos los formatos de material que sean relevantes, y ofrézcalos en su sitio web/blog. Fotos variadas y en resoluciones adecuadas, videos, fotos corporativas de ayuda, referencias a otros reprotajes y entradas de blog, y hasta los tweets de otros influenciadores al respecto, deben estar disponibles en el sitio base de su marca o servicio, para facilitar la labor de los influenciadores.

Tal como dice Dans en su post el trato directo –no masivo—y respetuoso con los influenciadores es básico para que estos comenten las informaciones que se les envía. Si además se adecua la información a los intereses de cada uno, y se les brinda soporte adecuado, los resultados serán los mejores posibles. Pero si por el contrario se les trata como a medios de comunicación de segunda, lo más probable es que termine generando una legión de influenciadores 2.0 descontentos con su marca.