Mucho se ha dicho acerca de la influencia de Internet –y más recientemente de la Web 2.0 y redes sociales- en diversos aspectos de la sociedad. Se ha hecho lugar común poner como ejemplo la actividad digital en la campaña de elección y reelección de Barack Obama en Estados Unidos.

Pero poco se sabe de caso de un grupo político italiano, el Movimento 5 Estrellas (Movimento 5 Stelle) inspirado por Pepe Grillo (Beppe Grillo, en italiano), que ya gobierna en Parma y sigue ganando espacio en el escenario político.

Como si fuera la conciencia que le habla a Pinocho, el actor cómico Pepe Grillo la ha hablado a miles de italianos sobre los temas que quieren escuchar: el descrédito de los políticos tradicionales, los fracasos de la gestión pública, la crisis económica y fiscal, entre otros temas. Pero más importante aún ha sido el hecho de que Pepe Grillo ha escuchado (mejor dicho, leído) miles de comentarios de lectores de su blog BeppeGrillo.it , uno de los más leídos del país.

Pero Pepe Grillo no está solo. Si bien él es el inspirador y principal activista, la estrategia y el soporte en Internet está a cargo de Gianroberto Casaleggio, un profesional de la informática, director se su propia firma de consultoría “Casaleggio Associati, strategie di rete”.

El resultado más notable de la alianza ha sido el triunfo de uno de los candidatos de M5S, Federico Pizzarotti, otro consultor de Tecnología de la Información, como alcalde de la ciudad de Parma.

Mientras Pizzarotti ensaya su nuevo rol de gerente público (reconoce no tener ninguna experiencia en ese sentido), el partido va ganando fuerza en toda Italia a través del blog de Beppe Grillo y de las redes sociales: Mov5Stelle en Twitter y Foursquare, y movimentocinquestelle en Facebook). Se espera que logren entre 90 y 100 escaños en las próximas elecciones parlamentarias.

Para la campaña electoral el blog también sirve de plataforma para una campaña de fundraising que tiene como meta obtener un millón de euros en fondos. Lo que reste luego de finalizada la campaña electoral dice que será donado para la reconstrucción de la región de Emilia-Romagna, afectada por un terremoto en junio de 2012.

¿Cómo un club de fans de un comediante pasó a ser tan influyente partido político en solo tres años? Casaleggio lo resume en cinco reglas:

1.- Tener (o crear) una comunidad y propiciar la participación

2.- Entender la Internet -“y su sociología”, dice- como una nueva realidad, no como una adicional a la existente.

3.- Hablar el lenguaje de Internet. “No decir cosas que no puedan ser verificadas en la web”.

4.- Mantener reglas simples en el movimiento

5.- Comprender que se está otorgando poder a otros (“empowering”), y que cada célula o grupo que se crea, podrá tener vida propia.

Es necesario preguntarse, ¿es posible que en alguno de los países latinoamericanos un grupo informal, liderado por un personaje reconocido, se convierta en un grupo político influyente gracias a la Web 2.0? ¿Se puede obtener algún aprendizaje de esta experiencia política para aplicarla en el ámbito de los negocios y el mercadeo? Habrá que esperar. Ojalá no falte mucho.