Facebook modificó el proceso de solicitar un amigo en su red.  Ahora, luego de pulsar el botón “agregar a mis amigos” se abre una ventana que advierte que Si envías una petición a un desconocido, se considerará spam y tu petición de amistad se bloqueará temporalmente. Envía solo esta petición si conoces a este usuario.”

Seguidamente se debe pulsar el botón en el cual afirma conocer a la persona que solicita.

Del lado contrario, al aceptar una solicitud, una ventana informa que la amistad ha sido confirmada y que se agregó a la lista de amigos. Antes solo anunciaba lo segundo.

Un elevado número de rechazo de solicitudes significará para Facebook que el usuario ha estado intentando agregar “amigos” sin que estos lo sean realmente. En consecuencia se le impedirá a ese usuario añadir nuevos amigos en Facebook, al menos temporalmente. Otra razón de bloqueo es que haya sido denunciado por miembros de Facebook de tener comportamientos “desagradables”.

Algunas personas solicitan –y agregan– a su Facebook personas que no conocen por el simple hecho de tener muchos “amigos”.  Lamentablemente, como casos excepcionales, pero reales, algunos casos han terminado en tragedia, como el caso de una jóven colombiana cuya historia contó Alcides León en HablandodeTI.

Pero en realidad, la responsabilidad no es solo la del solicitante, sino también la del aceptante. Si no está seguro de conocer a la persona que le solicita “ser amigo en Facebook”, al menos consulte su lista de amigos comunes. Eso te podrá dar una pista sobre la identidad del solicitante. Puede ser un compañero o compañera del colegio en secundaria que no recuerde.

En todo caso, lo que se busca es que la interacción en Facebook sea más segura y más grata.