El video no significó la muerte del cine, tal como vaticinaban algunos. Al contrario, el negocio del entretenimiento entendió que ambas son plataformas pueden expresarse cada una de acuerdo a sus propios códigos y complementarse mutuamente. Hoy, a pesar de la amenaza que significa la distribución de obras cinematográficas y televisivas “piratas” en la web, seguramente ésta será la mayor plataforma de distribución de contenidos multimedia.

El mismo fantasma de la Internet, vestido con ropas de “redes sociales”, se ve ahora como amenaza a medios informativos impresos. Yo sostengo que tampoco está decretada la muerte de los diarios de papel, pero sí debe ocurrir una mutua adaptación para aprovechar las características de cada uno. En días recientes en Venezuela pudimos observar una muestra de la interrelación entre distintos medios, incluyendo Twitter.

El lunes 3 de enero el diario impreso Panorama, de Maracaibo, publicó una entrevista a página completa hecha al animador Daniel Sarcos. En un recuadro destacó dos frases: “Extraño más a Boris Izaguirre que a Chiqui. Mi hija ya dijo papá pero yo no estaba”.

No parecen formar parte de una misma idea. Cada una probablemente fue dicha por separado en momentos distintos de la entrevista. Se presentaron fuera del contexto de la conversación.

A pesar de que la nota impresa se titulaba “Yo soy un sinvergüenza”, @diariopanorama envió un twit con la primera de las dos frases: “Daniel Sarcos: Extraño más a Boris Izaguirre que a Chiqui”. Fue el que reprodujo La Patilla (cabe preguntarse ¿tiene ese derecho?, pero ese será tema de otro día) incluyendo una imagen de la página original y un twit desde @la_patilla.

La explosión de RTs fue tan grande que tanto “Daniel Sarcos” como “Boris Izaguirre” se convirtieron en trending topics para Venezuela. Miles de personas en Twitter hicieron comentarios que aludían a una relación sentimental entre ambos personajes, inclusive refiriéndose a la sugerida relación homosexual con adjetivos de uso en el lenguaje popular.

Lo que quiero resaltar aquí no es la sexualidad de los protagonistas, sino varias cosas:

  • Ambos medios apostaron a que la mención que hizo Daniel Sarcos sobre Boris Izaguirre fuera percibida como una “confesión” de relación sentimental entre ellos. Elemento éste perfecto para el cotilleo en Twitter.
  • Aunque en La Patilla se podía leer la entrevista original exactamente como fue impresa, poca gente parece haber hecho click a la imagen para leer su contenido. En el original no había duda que no se trataba de tal confesión de relación sentimental.
  • Fue un medio relacional 2.0 (Twitter) el que permitió que la nota impresa  en un medio tradicional (Diario Panorama), tuviera tal relevancia.

Así, este caso muestra cómo Twitter puede darle resonancia al contenido de un medio tradicional complementándose en su labor de informar. Sin embargo, notemos que el mismo tweet, refiriendo al mismo contenido, fue enviado por @diariopanorama y por @la_patilla. El segundo fue el que generó tanto tráfico que lo llevó a trending topic, ¿por qué razón?  En la respuesta parece estar la clave. Ayúdenme a responderla con sus comentarios.