Solemos escuchar de muchas de las empresas a las que prestamos asesoría, que colocan como meta lograr un Trending Topic en Twitter, hacer un video viral en YouTube o hacer una promoción que les traiga miles de “likes” en pocos días.

Si bien estas metas son deseables, nada de esto sustituye –ni excluye—a un trabajo de comunicaciones bien realizado, planificado y especialmente respetado por toda la organización.

De hecho, un éxito súbito puede ser una maldición para muchas de las empresas, quizás hasta haciendo colapsar los recursos dedicados a SocialMedia, sin que necesariamente aporte algo al negocio, más allá de un cierto beneficio intangible en “branding”.

Es preferible en la mayoría de las veces optar por un crecimiento planificado, sostenible, de personas interesadas en nuestra marca o producto, en lugar de acumular miles de seguidores interesados en un premio o felices por ver nuestro video donde una vaca asalta un banco.

Es preferible, sin lugar a dudas, invertir tiempo y recursos en mejorar nuestra reputación como marca, en lugar de generar grandes expectativas en personas que no están realmente interesadas y que después pueden desilusionarse u olvidarse de nuestro esfuerzo. Es como invertir millones en celebrar nuestro cumpleaños con todas las personas de la ciudad: más allá del disfrute en el momento, lo más probable es que después quedemos sin dinero para el día a día y nos estemos arrepintiendo todo el tiempo.

Los ejecutivos en las empresas deberían ser cautos al momento de definir una estrategia en SocialMedia. Si la empresa no ha tenido nunca presencia en SocialMedia, ¿cómo puede pretender entrar de inmediato causando un efecto arrollador?  ¡Y menos si, como generalmente ocurre, lo quieren lograr con un presupuesto reducido!

Cuando empezó la fiebre con el juego AngryBirds en teléfonos inteligentes y tabletas, muchos me comentaron, “qué suerte la de esa empresa que con apenas un juego llegaban al tope del mercado mundial”. Son pocos los que saben que la empresa llevaba 10 años trabajando, varios de ellos en la aplicación, para poder gozar del éxito alcanzado. Igual ocurre con SocialMedia.

Así que si usted y su empresa quieren lograr éxito en SocialMedia, le recomiendo que tome las cosas con calma. Primero aprenda de SocialMedia y averigüe qué hacen empresas similares a la suya en el resto del mundo, defina muy bien sus metas y trácese objetivos realizables a corto plazo, ¡sin esperar desarrollar una aplicación como AngryBirds, sólo para promocionar su venta de aves en una pequeña ciudad del interior del país!