Una de las repercusiones más interesantes de las redes sociales es la de la modificación de los mercados. No sólo se trata de que algunas de las primeras implementaciones de redes sociales surgieron alrededor de sitios de mercado online como ebay o amazon, sino de una actitud natural del ser humano: creer en sus amigos más que en los vendedores.

Cuando un tercero al que consideras un amigo, o al menos un conocido al que respetas, te habla sobre un producto –bien o mal—tiendes a considerar más su opinión que a una publicidad colocada en un medio o al discurso de un vendedor que intenta convencerte. Es lógico y natural que así sea.

Un estudio dado a conocer a principios de Diciembre 2010 por Radoff Associates (http://www.sradoff.com/) –una firma de investigación de mercados—revela que en lo que a carros y tecnología se refiere las personas creen más en las opiniones emitidas por amigos y conocidos –influenciadores—que en los avisos pagos.  De hecho la mitad de los encuestados revelaron haber tomado en cuenta la opinión de otras personas para la compra de carros, y un 49% hizo lo propio con sus compras tecnológicas.

Estas opiniones fueron recabadas tanto en la red, como fuera de ella, pero en proporciones muy parecidas –un 29% en cada caso.  De hecho Sandra Radoff, presidenta de la firma de investigación, destacó el crecimiento del rol de bloggers, revisiones de usuarios y redes sociales en la influencia de compra en los últimos cinco años, en una entrevista en el sitio web www.prweb.com

De hecho la investigación reveló que 24% de las compras de electrónica realizadas durante el año anterior por los entrevistados habían sido influenciados por revisiones on line, especialmente en lo que se refiere a teléfonos celulares, cámaras fotográficas y de video y sistemas de sonido. En el mundo de los carros esta influencia fue de 17%.

Para culminar el estudio se trazó una relación directa entre la presencia en las redes sociales de las marcas y sus ventas. De hecho, los consumidores eran cuatro veces más propensos a referirse a fuentes de información en medios sociales que a publicidades en medios pagos (21% vs 5%). En tecnología sucede algo parecido (26% vs 7%) lo que deja en claro la mayor efectividad de los influenciadores y redes sociales, versus los avisos publicitarios en estos sectores, una tendencia que no hace sino acentuarse con el tiempo.