No debe llamar la atención que ante la tragedia que hoy vive el pueblo japonés, exista una multitud de testimonios en video recopilados por ciudadanos de a pie –un símil moderno de la expresión “simples mortales”—que están siendo usados por las diferentes cadenas televisivas para alimentar sus noticieros. Herramientas como Skype están a la orden del día, y pueden ser vistas mientras son usadas para comunicarse con sobrevivientes en Japón.

De hecho al entrar en la sección iReport de CNN y consultar la lista de los más vistos, al menos las tres o cuatro primeras páginas están repletas con testimonios –casi todos en video—de ciudadanos que vivieron el desastre. En contraste, algunas grandes cadenas de noticias aún no han logrado que sus enviados especiales pisen el suelo nipón.

Sobre este tema ya tuve la oportunidad de conversar en este blog hace apenas unas semanas: el rol del reportero ciudadano y la presión que este recibe por parte de los “ciudadanos de a pie” que lo obligan a profundizar en el análisis, recabar información y hasta elaborar teorías de lo que puede pasar en los minutos, horas o hasta días subsiguientes. Si este terremoto hubiera ocurrido hace unos cincuenta años un reportero podría sentir su trabajo como cumplido, con tan sólo recabar algunas fotos de la destrucción posterior del evento, y un par de anécdotas recogidas de personas cercanas. Ahora, mientras el periodista aún no ha llegado siquiera al área de desastre, ya tenemos fotos, testimonios, y hasta observamos en vivo lo que estaba ocurriendo durante el tsunami.

Para que tengan una idea de lo sofisticado que puede ser el trabajo del periodista actual, y de las herramientas poderosas que ahora tiene a su disposición, les dejo un enlace que tuvo a bien mostrarme apenas ayer, Jonathan Gutierrez el nuevo jefe de redacción de la revista Producto. En este enlace –www.newsmap.jp—podrán ver una potente herramienta que revisa las tendencias de los principales portales de noticias en la Internet, y nos da una idea clara de cuales son los temas –y las noticias donde se reseñan estos temas—a nivel mundial, jerarquizado por importancia, áreas de interés e incluso por países. Con una herramienta como esta, un jefe de redacción de un periódico cualquiera no tiene excusa para no incluir en la lista de temas más importantes de su próxima edición algunos de los temas más comentados en el mundo.